Google liderará la Realidad Virtual y Aumentada

650_1200

Esta es la conclusión a la que he llegado después de escuchar las últimas noticias que se han ido acumulando en las semanas pasadas. Google había entrado en la nueva industria de forma un poco tímida con Google Cardboard. Pero la pasada semana, durante el Vision Summit 2016, Google ya anunció que va a centrar todos los esfuerzos que pueda en la Realidad Virtual. Esto, unido a la noticia de que han creado una nueva división especializada en Realidad Virtual, a otra noticia de que preparan un HMD autónomo para finales de año, y unido al hecho de que son el inversor principal de Magic Leap, el prometedor sistema de Realidad Aumentada que tiene a medio mundo intrigado, me hace pensar sólo en una cosa: Google va a comerse este mercado. Lo cual no deja de ser una buena noticia. Y me explico.

Cuando la industria de los smartphones nació de la mano de Apple, todo hizo pensar que iba a ser un sector fragmentado, con diferentes compañías creando sus propios sistemas operativos y sus propios dispositivos con su propio sistema de funcionamiento, su propia tienda, etc. La fragmentación era un problema para la industria. Dificultaba la vida a los usuarios y no popularizaba los productos haciendo fácil que aparecieran productos de baja gama.

Pero Google cambió todo eso con Android. Creó un sistema operativo en tiempo récord comprándoselo a otra empresa e irrumpió en el sector por la puerta de atrás, el del software. Dos años después, todos los terminales tenían Android instalado, las aplicaciones para Android se contaban en cientos de miles, y ya sólo había un claro ganador en el sector: Google. Hasta se pudieron permitir crear sus propios terminales encargándoselos a terceras compañías.

Android ha facilitado la vida de los usuarios de teléfonos móviles. Ha sido el Windows de los móviles. Todos los terminales funcionan ahora de una manera idéntica, con los mismos botones, las mismas interfaces, y las mismas aplicaciones, ya se use un terminal Samsung, LG o Sony. Además, se han creado docenas de modelos, desde muy baratos a muy caros, permitiendo a todo el mundo poder permitirse un smartphone. Esto con Apple dominando el escenario nunca habría pasado. Y el smartphone hubiera sido toda la vida un producto de nicho.

La Realidad Virtual está ahora comenzando con los mismos pasos que Apple siguió para el iPhone. Tanto Oculus como HTC están planteando propuestas premium en sus primeros dispositivos. El Oculus Rift que finalmente podrá comprarse en marzo por aquellos que hicieron la pre-compra en enero es un producto que no será tan barato a como se había supuesto, y todo hace pensar que HTC, que tiene un producto más completo, será incluso más caro. Es lógico. No quieren jugársela con la primera versión haciendo un producto mediocre que vuelva a generar críticas. Quieren productos redondos que den una experiencia perfecta para que la Realidad Virtual proporcione buenos titulares de una vez por todas. Y durante un tiempo, la Realidad Virtual será un producto premium al estilo Apple que no estará al alcance de todos los bolsillos.

¿Quién estará en condiciones de traer esa Realidad Virtual para todos? Google sin duda. Ya lo ha hecho con los smartphones, y tiene una enorme experiencia en cómo se hacen estas cosas. Lo primero es crear un sistema operativo específico para la RV, y eso es justamente otro de los anuncios que ha hecho Google recientemente, indicando que están trabajando en un Android VR. Es algo que el genial programador John Carmarck lleva reclamando bastante tiempo desde que empezó a desarrollar el GearVR para Samsung. Android hace lo que puede para proporcionar una buena experiencia en la Realidad Virtual, pero está claro que tiene muchas cosas que podrían mejorarse para que fuera un sistema operativo perfecto para la RV.

Con el sistema operativo perfecto para la RV, Google ya tendrá una de las piezas más importantes para triunfar. Lo siguiente es crear un dispositivo que está en la mente de todo el mundo desde hace tiempo pero que aún no se ha materializado: un HMD autónomo. Es decir, lo que llevo tiempo comentando en este blog. Un GearVR pero que no requiera de un teléfono móvil. Un dispositivo que lleve dentro su propia CPU/GPU, baterías grandes para mucha autonomía, y sobre todo un sistema que permita tener posicionamiento absoluto.

Esto nos lleva a otra pata de la mesa que Google tiene colocada y bien colocada: Project Tango. Este sistema de Google permite obtener posicionamiento absoluto en un dispositivo móvil, aparte de ofrecer muchas otras aplicaciones de escaneado 3D y de Realidad Aumentada. Al principio Project Tango no parecía algo útil a primera vista para el sector de los smartphones, pero al aparecer la Realidad Virtual, de pronto Project Tango tiene todo el sentido del mundo. No sólo ofrece posicionamiento absoluto para un futuro HMD autónomo, sino que le añadirá funcionalidad al estilo del Chaperone/Matrix de HTC.

Google es mucho Google. Han demostrado sobradamente que son capaces de sacarse productos impresionantes de un año para otro. Tienen capacidad de crear nuevo software y hardware a gran velocidad, y de llenar una industria ya creada con dispositivos más asequibles y de propósito más general que lleguen a muchas personas. No tengo duda de que en un futuro muy cercano el gran nombre de la Realidad Virtual y Aumentada no será Oculus ni HTC, será Google.